¿Reconocer el valor de lo que hacen los demás? Excelente idea, pero no tengo tiempo

¿Reconocer el valor de lo que hacen los demás? Excelente idea, pero no tengo tiempo

Sin embargo, lleva apenas unos minutos elogiar o apreciar a quienes nos rodean.
 
Debemos priorizar a las personas y a las relaciones con esas personas por sobre la multitud de tareas interminables.
 
Cuando trabajaba como director en el sector de salud, mi vicepresidente no realizaba evaluaciones periódicas de mi desempeño. Adopté la solución de evaluar mi desempeño en función del comentario de mis empleados. En una sesión de evaluaciones, les pedí que nombraran tres cosas que ellos pensaran que yo estaba haciendo bien y tres cosas que creyeran que yo podía mejorar. Cuando cobraron confianza para responder, noté un tema recurrente en sus respuestas.
 
Aparentemente, yo era muy lento para aprobar sus solicitudes de vacaciones. Estas solicitudes son sagradas a los ojos del personal y representan muchísimo. Comenzé a tratar estas solicitudes como oportunidades para fortalecer mi relación con ellos, no como tareas a cumplir. Aprendí a priorizar a mis empleados por sobre mi lista de tareas por cumplir. Mis empleados me dijeron que este pequeño cambio en mi comportamiento demostraba que yo los valoraba y respetaba.
 
¿Cómo priorizar a las personas y a las relaciones humanas para lograr ese reconocimiento?
 
1.       Sea más conciente del reconocimiento. Deje de pensar en reconocer a sus empleados y concentre su atención en cultivar la gratitud por quienes comparten su vida y su trabajo. Comience cada mañana con su esposa, su pareja, su familia, o simplemente con la primera persona que cruce en su camino.
 
2.       Abra la boca y diga “gracias”. Aprenda a agradecer a todos los que hacen que su vida sea mejor y fluya sin problemas. Puede ser alguien de la oficina que le entrega algo a tiempo o el empleado de la tienda de la esquina que lo atiende bien y rápido. ¡No se quede sin darles las gracias!
 
3.       Demuestre su gratitud. Una vez que se cultiva una actitud de agradecimiento, verá que no siempre hace falta decir algo. Con frecuencia, demostrar nuestro aprecio es tan importante como expresarlo verbalmente. Ayude a alguien a cumplir con su trabajo, respete el tiempo ajeno o, como un gesto simbólico de su gratitud, ofrezca un pequeño presente.
 
4.       Convierta el reconocimiento en una prioridad. Expresar nuestra gratitud debe convertirse en parte de nuestra vida – de nuestro ADN. Así verá que reconocer el valor de lo que hacen los demás se vuelve parte de su manera de trabajar, de vivir en familia y de jugar. ¡Hasta puede convertirse en una de las mejores partes del día en lugar de ser otra tarea más en la lista de tareas por cumplir!
Reconocer a las personas por lo que hacen y apreciarlas por quienes son no depende de “tener tiempo para eso”. Depende de quiénes somos y de qué valoramos en la vida.
 
¿Qué nos motiva a tener presente la intención de reconocer a los demás?
 
Tarea de ingenio:

¿Reconocimiento? Suena bien, pero no tengo tiempo. Es lo que muchos gerentes dicen hoy en día. ¿Qué puede ayudarnos a superar este aparente obstáculo para apreciar a quienes trabajan con nosotros?dge those around us.

 

mapa del sitio | POLÍTICA DE CONFIDENCIALIDAD | DERECHOS DE AUTOR © RIDEAU INC.